Saltar al contenido

Los primeros años de Fleetwood Mac

Fleetwood Mac

“Ese ha sido mi mantra toda mi carrera: no hagas peligrar mi espectáculo.”

–        Stevie Nicks acerca de cuidarse para sus conciertos.

Hay ciertas bandas que te llevan a ciertas épocas; agrupaciones que suelen encapsular todo lo que hizo una era o una década musical tan especial y todas esas idiosincrasias salen a la vista cuando pensamos en ese grupo. Y hay muy pocos que sean así como lo es Fleetwood Mac y lo que representaron en la década de los setenta.

Los setenta tal vez fueron la mejor década para la música rock porque surgieron muchas vertientes diferentes y quizás alcanzó su máximo nivel de popularidad, compaginado con una libertad musical que hoy en día parece un sueño. Es por eso que Fleetwood Mac es un grupo tan valorado de la época: la gran mayoría de su trabajo más memorable fue en esta década y fue aquí en que se convirtieron en una de las agrupaciones más en boga de su generación.

¿Pero cuál es la historia de Fleetwood Mac? A continuación te vamos a contar la historia de esta banda y en lo que se han convertido con el paso de los años.

 

Los inicios de Fleetwood Mac

“Estábamos haciendo lo nuestro y los Stones y los Beatles habían explotado de una manera que sociológicamente ha cambiado un montón de mierda. En la moda, en el arte, en todas partes.”

–        Stevie Nicks acerca del contexto histórico de los primeros años de Fleetwood Mac.

Tal como señala Stevie en la frase, Inglaterra, específicamente Londres, se había convertido en la meca de la revolución musical a finales de la década de los sesenta y este país sería el hervidero de la siguiente generación que dominaría los setenta; el éxito avasallador de grupos como los mencionados Stones y los Beatles pronto iba a estar compaginado con la impronta de grupos más jóvenes y con una propuesta más dura, como eran Led Zeppelin, Black Sabbath o Deep Purple, bastiones inexorables para comprender lo que sería el rock en la década posterior.

Entre lo que era y lo que sería, encontramos a Fleetwood Mac como una suerte de hibrido musical entre estas dos etapas. La banda se fundaría en 1967 como solía ser en muchos casos por esos tiempos: los diferentes miembros surgieron de diferentes bandas y se juntaron para hacer su propio proyecto.

La alineación se completaría en Londres, siendo constituida por los guitarristas Peter Green y Jeremy Spencer, el baterista Mick Fleetwood y el bajista John McVie, quien se uniría en el ’68 para completar la grabación de su debut homónimo.

 

 

Fleetwood Mac su primer álbum

Una de las distinciones de Fleetwood Mac en comparación con otros grupos de su generación es el hecho de que las oportunidades y el éxito llegaron relativamente temprano para ellos; tal vez solo Led Zeppelin se les asemejan en ese aspecto. La prueba de ello es que a meros de su formación ya estaban en un estudio grabando su debut y ya al año entrante dicho trabajo homónimo fue un éxito bastante considerable, a pesar de que no tuvieron ningún single que se volviera un hit en los charts británicos.

Con el nombre de la banda inspirada en su base rítmica, Fleetwod and McVie, el debut de la banda mostraba desde el principio esa fascinante mescolanza de rock y blues, que se estaba volviendo uno de los movimientos musicales más interesantes de la época. Aunado a eso, hay varias composiciones que tal vez no tengan la fama y repercusión de futuros temas de Fleetwood Mac, pero que no desentonan en calidad, como puede ser el caso de I Loved Another Woman, My Heart Beat Like A Hammer y Hellhound on my Trail.

Si habría un aspecto que definiría a Fleetwood a partir de su considerablemente exitoso debut por lo que quedaba de los sesenta y toda la década de los setenta sería la producción constante de álbumes, siempre tratando de hacer más y hacerlo mejor con cada una de sus publicaciones.

 

Mr. Wonderful

Justo después de la publicación de este trabajo, se presentaría un tercer guitarrista, Danny Kirwan, quien tocaría en la corta gira promocional que hicieron, y una tecladista y vocalista, Christine Perfect, quien al principio ejercería su rol como temporal para la grabación de su segundo álbum, Mr. Wonderful de ese mismo 1968, y que luego se volvería uno de los miembros más longevos de la banda y se casaría con McVie.

El rol de Christine es interesante por dos razones: no solo agregaría otra dimensión musical a Fleetwood Mac debido a su aporte en los teclados y en las vocales, sino que también sería una de las primeras precursoras femeninas en la música rock, lo que demuestra un poco el impacto que Fleetwood Mac tendría en el género.

Hay que decir que Mr. Wonderful fue un trabajo que no se alejaba mucho de la fórmula establecida por su debut, y que lo más destacado era la impronta de diferentes músicos de sesión, no solo Christine, como podía ser el caso del saxofonista Steve Gregory o Duster Bennett en la harmónica, lo que ayudó a darle un poco más de variedad a la banda.

A pesar de que no hubo mucha revolución musical en el segundo trabajo, sus resultados fueron bastante sólidos y permitieron un crecimiento exponencial en el aspecto comercial, lo que ayudó a la banda subir escalones poco a poco.

 

Éxito comercial, progresión y problemas

“Solo puedo decir que es un maldito milagro.”

–        Mick Fleetwood acerca de que la banda siga activa.

 

Then Play On 

La presencia de Danny Kirwan se volvería esencial para la siguiente etapa de Fleetwood Mac debido al hecho de que Jeremy Spencer estaba perdiendo interés en la banda y en el tercer álbum, Then Play On de 1969, no tiene muchos créditos en las composiciones. Con Kirwan hicieron el primer gran single de la banda, Albatross, que derivó en que ganaran mucha más atención por parte de la prensa más mediática del Reino Unido.

Como dato curioso, algunas de las canciones de Then Play On fueron grabadas en enero de 1969 en el legendario Chess Records Studio de Chicago, en donde habían grabado diferentes personalidades del blues como Willie Dixon u Otis Spann. El álbum también se vería caracterizado por un estilo de grabación más “en vivo” como en Mr. Wonderful, con todos los miembros de la banda tocando al mismo tiempo en el estudio y eso contribuyó a un estilo un poco más blues, en comparación con lo que había surgido antes en la banda.

Tal como se mencionó antes, el grueso de las canciones fueron hechas por Green y Kirwan, con Spencer más enfocado en hacer un álbum solista de rock and roll clásico en donde estaba apoyado por el resto de la banda.

En retrospectiva, éste álbum hizo bien para la banda en términos comerciales, pero no había tenido la mejor de las recepciones, lo que derivó en que la percepción general de la banda fuera la de un grupo que no era tan llamativo por los momentos.

 

Kiln House

Para 1970, los problemas más serios comenzarían. Green, quien era el frontman de la banda y una de las principales mentes creativas, estaba tanteando con diferentes drogas para esa época y durante la grabación de su single, The Green Manalishi (With the Two-Prong Crown), ya su salud mental estaba bastante deteriorada. Eventualmente le pidieron que dejara la banda a mediados de ese mismo año, antes de que terminaran de grabar su cuarto álbum, Kiln House de 1970.

Fue durante esta grabación de este álbum, junto con la salida de Green, que Spencer volvió a tomar un rol más protagónico en el seno de la banda y Kirwan ya era una fuerza creativa a considerar, con ambos cargando el peso de la gran mayoría de las composiciones del álbum y Christine Perfect, ahora llevando el apellido McVie, fue mucho más predominante en este trabajo en comparación con los anteriores, convirtiéndose en un miembro permanente de la banda justo después de su publicación.

Kiln House puede ser considerado como una suerte de álbum de transición para Fleetwood Mac, con un contraste marcado entre el estilo más moderno de Kirwan, el miembro más joven de la banda, y la afinidad por lo clásico de Spencer.

Como dato curioso, cuando la banda estaba de gira en 1971, Spencer les comentó que saldría un momento para comprar una revista y no sabrían de él por unos días hasta que descubrirían que se había unido a un grupo religioso llamado Children of God. Peter Green aceptó volver como un reemplazo temporal para completar los conciertos que faltaban en la gira, bajo el pedido de que solamente tocaran canciones en las que él no había sido parte para evitar posibles malestares con su frágil psiquis.

error: Contenido protegido !!