Led Zeppelin Physical Grafitti y experimentaciones

Led Zeppelin Physical Grafitti y experimentaciones

Led Zeppelin Physical Grafitti y experimentaciones

Habían momentos de genio musical. Como una unidad era increíble. Ciertamente había un lazo increíble entre ellos cuando comencé a trabajar con ellos.”

  • Benji LeFreve, ingeniero de sonido de la banda.

Physical Grafitti

Está más que claro que Led Zeppelin ya no necesitaba demostrarle nada a nadie a mediados de los setenta más que a ellos mismos; todos sus álbumes habían sido éxitos comerciales, sus conciertos eran cada vez más populares y apoteósicos y su música, indiferentemente de las preferencias musicales que uno tenga, se volvía cada vez más desafiante y ecléctica. Eso es lo que hizo a Physical Grafitti un álbum tan especial en el catálogo de la banda.

El álbum del ’75 muestra a Led Zeppelin en su faceta más opulenta, grandilocuente y experimental, con un doble vinilo que dura más de ochenta minutos, lo que es casi el doble de los trabajos anteriores, y que resultó en una combinación de clásicos, temas infravalorados y temas en donde se muestra a Jones, Page, Plant y Bonham yendo más lejos de lo que se podría esperar de ellos.

La banda había decidido expandir el álbum agregando y desarrollando temas que habían quedado fuera de las grabaciones de Led Zeppelin III, Led Zeppelin IV y Houses of the Holy; esto en lugar de hacer que Physical Grafitti tuviera un exceso de relleno derivó en que fuera una obra con mayor dimensión musical y un sentido de experimentación bastante preciso, complementado por el hecho de que comenzaron a hacerlo a mediados del ’74, con mucho tiempo en sus manos y con toda la paciencia del mundo.

Esto no evitó que el proceso de grabación estuviera exento de excentricidades, como es el caso de la mayor parte de la producción que se hizo en Headley Grange una vez más, con algunos miembros de la banda incluso llevando animales al estudio que habían diseñado en esa zona.

El proceso para hacer Physical Grafitti mostró las múltiples facetas musicales de la banda, claro está: Trampled Under Foot fue estructurada en base al gusto que tenía Jones por la música de Stevie Wonder en esa época; las partes de batería de Bonham fueron grabadas en los pasillos de la propiedad y se volvieron el eje por el que giraba el álbum; y Kashmir, una de las canciones más icónicas del grupo, fue una de las primeras ideas de Page al llegar al estudio, enfocándose en darle poder al sonido de la batería de Bonham y estructurar el ritmo de la canción en base a ello y al riff principal tan característico del tema.

Si en el caso de Houses of the Holy hubo una recepción un tanto desequilibrada por parte de los aficionados y la crítica, con Physical Grafitti no se presentó esa situación: el álbum fue un éxito comercial y crítico, con varias de estas canciones convirtiéndose rápidamente en clásicos de la banda, como fue el caso de In My Time of Dying o la propia Kashmir, posicionando a Led Zeppelin como una agrupación que parecía no fallar en ningún aspecto.

Tiempos de cambios para Led Zeppelin

“Siempre he escuchado mucho jazz. Cuando Zeppelin había comenzado, siempre estaba escuchando jazz y ritmo y blues y música clásica. El único rock que escuchaba era el de Hendrix. Así que comencé con el rock un poco tarde.”

  • John Paul Jones acerca de sus influencias.

La gira posterior a la publicación de Physical Grafitti fue bastante exitosa, con la banda llenando una vez más múltiples lugares icónicos en Estados Unidos, Inglaterra, Australia y prácticamente cualquier país que pisaran, con unas actuaciones que se extendían por horas e improvisaciones que se podían extender por casi treinta minutos.

Fue después de la gira que comenzaron los problemas. Plant y su esposa Maureen estuvieron en un accidente automovilístico cuando estaban de vacaciones en Grecia, por lo que el vocalista se tomó unos meses para recuperarse y eso mantuvo al resto de la banda en vilo con el proceso de grabación de su séptimo álbum, Presence.

El proceso para hacer el álbum fue un tanto complicado puesto que Plant estaba recuperándose y eso derivó en que Plant tuviera que cargar con el mayor peso de las composiciones, muchas veces siendo él y el propio Plant quienes tuvieran gran parte de los créditos del álbum. Aunado a eso, no ayudó que Presence fuera el álbum en donde menos se notó un esfuerzo colectivo por parte de la banda; es el primer esfuerzo musical en donde la maquina bien aceitada que era Led Zeppelin no funcionaba como un fuerza colectiva..

El álbum fue grabado en el estudio Musicland en Múnich, donde Page sentía que tenían las instalaciones más modernas del momento para hacer el proceso de grabación. Tan graves fueron las lesiones de Plant por el accidente automovilístico que padeció que tuvo que grabar las vocales del álbum en una silla de ruedas, haciendo la experiencia un poco tortuosa para él. A pesar de que Presence no tenía la grandilocuencia de los últimos álbumes de la banda y parecía retornar al estilo más crudo y directo de sus dos primeras obras, el resultado final no fue el esperado y ha habido acusaciones de que los excesos de la banda, especialmente el consumo de heroína de Page, comenzaron a mermar su rendimiento, pero los miembros de la banda, en particular el guitarrista, han negado esta aseveración.

La banda no fue de gira en 1976 debido a las lesiones de Plant, por lo que aprovecharon ese año para publicar The Song Remains the Same, un film que los mostraba a ellos tocando en vivo en su máximo apogeo y que se convertiría en uno de los mayores hitos musicales de toda la década de los setenta.

Saldrían de gira en 1977 y a pesar de ser otro éxito comercial sin precedentes, rompiendo muchos records de aforo en diversas localizaciones, este periodo de la banda se caracterizó por múltiples problemas legales, situaciones peligrosas en sus conciertos y en líneas generales por una incapacidad de cumplir sus actuaciones con un cierto grado de normalidad.

El deterioro llegaría a su cúspide particular cuando Plant se enterara de que su hijo de cinco años había fallecido por un virus estomacal, lo que derivó en la cancelación del resto de la gira.

Era la primera que Led Zeppelin había terminado una gira con un sabor tan amargo y esto solo probaría ser el comienzo de una serie de eventos muy negativos para el grupo.