La muerte de John Bonham y últimos discos de Led Zeppelin

La muerte de John Bonham y últimos discos de Led Zeppelin

La muerte de John Bonham y últimos discos de Led Zeppelin

La muerte de John Bonham

“Lo primero que me llamó la atención de Bonzo fue su confianza, y sabes que él era un tipo bastante creído en esos días. De todas maneras, tienes que ser así para poder tocar de ese modo. Era genial, gran concentración. Él no estaba presumiendo, pero era consciente de lo que podía hacer. Era sólido como una roca.”

  • John Paul Jones acerca de su primer ensayo con John Bonham.

John Bonham
John Bonham

Led Zeppelin no lo tuvo muy sencillo a finales de la década de los setenta, pero de todas maneras continuaron tras todas las dificultades que sostuvieron durante la era de Presence.

A finales de 1978 grabaron en Suecia lo que sería su octavo álbum de estudio, In Through the Out Door, donde una vez más tenían un sonido más experimental y se ha convertido con el paso de los años en uno de los trabajos menos valorados y apreciados por parte de los aficionados de la banda.

La banda haría una gira en 1980 en donde tocarían principalmente en localidades europeas, con una actualización más que significativa en el Knebworth Music Festival, en donde tocaron enfrente de más de 105.000 personas. Todo esto mientras hacía conciertos mucho más directos, carentes de las experimentaciones e improvisaciones que se habían vuelto sinónimos de las actuaciones en vivo de Led Zeppelin.

Todo esto tendría un final abrupto el 27 de junio de ese año cuando en medio de un concierto en Núremberg colapsaría John Bonham, y ha habido debates acerca de si fue por consumo excesivo de alcohol o por simple cansancio, como han alegado sus compañeros, cosa que no es para nada extraño cuando se hacen giras tan longevas como las de una banda de este nivel. Indiferentemente de esto, Bonham fue hospitalizado y se estabilizó allá, lo que derivó en que Led Zeppelin no tocara en vivo por varios meses.

Los problemas posteriores vinieron cuando estaban planificando una gira por los Estados Unidos, pero Bonham no se cuidaría en absoluto, muchas veces consumiendo cantidades copiosas de alcohol y moriría el 24 de septiembre de 1980, debido a asfixia por su propio vomito. Sería enterrado el 12 de octubre de ese año en Worcestershire.

Hubo rumores acerca de que la banda podría haber considerado reemplazos para Bonham, pero al final hicieron un comunicado dejando en claro que la banda no iba a continuar y, exceptuando actuaciones esporádicas con el hijo de John en la batería, Jason Bonham, han mantenido su palabra al respecto.

Led Zeppelin siempre fue una banda caracterizada por ser una fuerza creativa colectiva y es por eso que no continuaron sin Bonham: habría sido continuar como una banda incompleta.

Led Zeppelin - In Through The Out Door
In Through The Out Door 

La banda haría una gira en 1980 en donde tocarían principalmente en localidades europeas, con una actualización más que significativa en el Knebworth Music Festival, en donde tocaron enfrente de más de 105.000 personas.  

Todo esto mientras hacía conciertos mucho más directos, carentes de las experimentaciones e improvisaciones que se habían vuelto sinónimos de las actuaciones en vivo de Led Zeppelin.

Todo esto tendría un final abrupto el 27 de junio de ese año cuando en medio de un concierto en Núremberg colapsaría John Bonham, y ha habido debates acerca de si fue por consumo excesivo de alcohol o por simple cansancio, como han alegado sus compañeros, cosa que no es para nada extraño cuando se hacen giras tan longevas como las de una banda de este nivel. Indiferentemente de esto, Bonham fue hospitalizado y se estabilizó allá, lo que derivó en que Led Zeppelin no tocara en vivo por varios meses.

Los problemas posteriores vinieron cuando estaban planificando una gira por los Estados Unidos, pero Bonham no se cuidaría en absoluto, muchas veces consumiendo cantidades copiosas de alcohol y moriría el 24 de septiembre de 1980, debido a asfixia por su propio vomito. Sería enterrado el 12 de octubre de ese año en Worcestershire.

Hubo rumores acerca de que la banda podría haber considerado reemplazos para Bonham, pero al final hicieron un comunicado dejando en claro que la banda no iba a continuar y, exceptuando actuaciones esporádicas con el hijo de John en la batería, Jason Bonham, han mantenido su palabra al respecto.

Led Zeppelin siempre fue una banda caracterizada por ser una fuerza creativa colectiva y es por eso que no continuaron sin Bonham: habría sido continuar como una banda incompleta.

Días posteriores a la muerte de John Bonham

“La banda solo pasa de éxito a éxito. Sigo pensando que un día vamos a despertar y que todo habrá terminado.”

  • John Bonham.

Tras la muerte de John Bonham, el final de Led Zeppelin era más que seguro y así fue; por respeto a su compañero caído, Jones, Plant y Page decidieron terminar la banda y cada uno tomó su propio camino en el proceso.

Publicarían Coda en 1982, que sería un compilatorio de grabaciones que quedaron antes del fallecimiento de Bonham y que serviría como un epitafio a la vida de su compañero y amigo. Más allá de eso, Plant y Page colaborarían en algunos proyectos con el paso de los años y Jones se alejaría, tomando un rumbo por su propia cuenta.

Lo que ha quedado es el legado de un grupo imperecedero; pocas bandas han podido lograr lo que Led Zeppelin y menos grupos pueden presumir de haberlo hecho con el desparpajo y libertad creativa que este cuarteto británico disfrutó. Lo hicieron a su manera: con su propia propuesta, tomando sus propios riesgos y sin nunca conformarse con lo que el éxito avasallador les había brindado.

Led Zeppelin es un grupo para la eternidad y su música resuena en las escaleras al cielo.

Tras la muerte de  John Bonham, el final de Led Zeppelin era más que seguro y así fue; por respeto a su compañero caído, Jones, Plant y Page decidieron terminar la banda y cada uno tomó su propio camino en el proceso.

Publicarían Coda en 1982, que sería un compilatorio de grabaciones que quedaron antes del fallecimiento de Bonham y que serviría como un epitafio a la vida de su compañero y amigo. Más allá de eso, Plant y Page colaborarían en algunos proyectos con el paso de los años y Jones se alejaría, tomando un rumbo por su propia cuenta.

Lo que ha quedado es el legado de un grupo imperecedero; pocas bandas han podido lograr lo que Led Zeppelin y menos grupos pueden presumir de haberlo hecho con el desparpajo y libertad creativa que este cuarteto británico disfrutó. Lo hicieron a su manera: con su propia propuesta, tomando sus propios riesgos y sin nunca conformarse con lo que el éxito avasallador les había brindado.

Led Zeppelin es un grupo para la eternidad y su música resuena en las escaleras al cielo.