Keith Richards, historia de un guitarrista.

¿Por qué se considera a Keith Richards como uno de los mejores guitarristas de rock de la historia?

Según grandes guitarristas, el estilo de Keith Richards es único y envidiable, pero no concretamente por su técnica, sino por su manera artística de engrasar la maquinaria. Si nos fijamos en el estilo de Keith vemos que tiene un amplio conocimiento artístico en blues tradicional, conoce a la perfección los patrones rítmicos country y posee una excelente habilidad  rockera, sin embargo lo que le hace tan especial es su magistral y única forma de combinar lo que maneja.

De allí que es posible que muchos afirmen que ninguno de los elementos individuales de Keith es particularmente único y que su técnica tampoco es nada del otro mundo, pero su elegante y perfecta interpretación hace que, en ningún momento, se note que esta combinando elementos. Y eso nadie lo puede negar.

Keith posee un estilo musical que le diferencia y hace que se note exageradamente su presencia  musical y eso lo podemos demostrar fijándonos en varios aspectos.

Por ejemplo en muchas bandas el ritmo y la marcación del tiempo suele ser labor del baterista, sin embargo podemos ver que Richards cumple ese papel para los Rolling Stones. Es más, en una entrevista el actual guitarrista Ronnie Wood y exbajista Bill Wyman recalcan el gran peso que tiene Richards en la banda y afirman que es casi imposible no seguir el ritmo que marca.

El propio Richards Keith afirma que se centra en los acordes y el ritmo y que jamás su intención ha sido refinar excesivamente la técnica para sobresalir o competir en solitario, sino que prefiere mil veces formar equipo en el que por lo menos haya otro guitarrista, de allí que raras veces hemos podido disfrutarlo en solitario.

También destaca su capacidad de desarrollar un estilo de acordes I-VI sincopados y resonantes, en donde predomina la afinación abierta de cinco cuerdas (GDGBD) y , por lo general, quitando la sexta cuerda, pues prefiere que el bajista de la banda se ocupe de las notas más bajas, ya que según Richards la sexta cuerda , en ocasiones, se interpone en su camino. Es más, varias de sus guitarras están afinadas de esa manera.

Si por algo Richards es uno de los mejores guitarristas del mundo es debido a su capacidad de hacer que una obra musical compuesta por varios elementos suene mucho mejor que la suma de sus componentes por separado.

Keith Richards Foto del disco Crosseyed Heart

Vida Personal de Richards Keith

En más de una ocasión se ha descrito al guitarrista como un ser loco, malo y complicado de conocer. Es más, en cierto modo, la misma figura de Keith ha propiciado la expansión de ciertos rumores inexactos que han manchado su imagen sin que Keith pudiese hacer algo para remediarlo. La imagen de drogadicto ha eclipsado, en cierto modo, su auténtico ser, sin embargo gracias a las numerosas entrevistas que ha podido dar hemos conocido muchísimo más a fondo a esta leyenda del rock.

Richards es un fanático de la lectura y, más en concreto,de la historia, hasta el punto de que en más de una ocasión ha declarado su amor por los libros y su deseo de ser bibliotecario. No solo es un fanático de la historia , sino que también tiene un apreciado gusto por la comida, de hecho en su biografía ha dejado , en varias ocasiones, mención de algunos de sus platos favoritos, incluso ha dejado caer trucos para potenciar el sabor de esos  platos.

Adentrándose más en su vida privada se conoce que posee una impresionante mansión en el condado de Sussex, Inglaterra. También es dueño de una casa en Connecticut y otra en Parrot Cay. Y, hoy en día, se estima que su patrimonio es de $ 350 millones de dólares lo que hace que sea una de las estrellas de rock más ricas del mundo.

Keith Richards – Key to the Highway

Abuso de drogas

La imagen del gran guitarrista Richards siempre ha estado ligada con la estrecha relación que ha tenido el mismo con las sustancias ilícitas, es más, el propio guitarrista ha sido juzgado en cinco ocasiones por cargos relacionados con la posesión de drogas: en 1967, doblemente en 1973, en 1977 y en 1978. Aunque destacan, sobre todo, las detenciones de 1973 y en 1977 por su impacto y gravedad.

Uno de los acontecimientos que marco el pasado de Richards fue el  suceso de 1973 en el que Keith fue arrestado en su casa de campo en Redlands por posesión de sustancias ilícitas junto a otras celebridades de gran prestigio y fama como George Harrison, Mick Jagger, Robert Fraser…     En este caso los que recibieron el máximo castigo fueron tanto el como Mick Jagger, amigo y compañero de la banda “The Rolling Stones”. Ambos fueron condenados a prisión, sin embargo días después fueron liberados bajo fianza ya que la cantidad que poseían en ese momento era mínima y ambos no tenían antecedentes penales.

En 1977 fue arrestado por cargos similares en Toronto, Canadá, concretamente por poseer 22 gramos de heroína en su cuarto. Su pasaporte fue confiscado y podría haber sido condenado a varios años de cárcel sino fuera porque se demostró que la cantidad de droga hallada en su cuarto fue adquirida en Canadá. No obstante, a pesar de no ser encarcelado tuvo que aceptar recibir un tratamiento médico para combatir su adicción. En 1978 se confirmó la posesión de drogas, Keith se declaró culpable, no obstante la pena se limitó a una fianza de 25.000 dólares y otras condiciones que debería cumplir como seguir el tratamiento y realizar conciertos benéficos.

A pesar de dejar de consumir heroína en 1978, no fue hasta el año 2006 cuando dejo formalmente el consumo de cocaína. Esto ocurrió después del famoso incidente en el que Keith, bajo efectos de la cocaína, se trepó a una palmera en busca de cocos resultando herido gravemente al caer de cabeza contra el suelo.

Eso sí , a pesar del consumo de drogas, Richards siempre se ha considerado como alguien muy cauto y minucioso a la hora de consumir, es más, en su famosa biografía relata que , según él, el hecho de aumentar la dosis por sentir los mismos efectos es una gran mentira y que , en palabras del mismísimo Richards, nunca le ha funcionado. Eso sí, independientemente de la capacidad de autocontrol del guitarrista, su longevidad resulta difícil de ser explicada científicamente aferrándose únicamente al argumento que describe su manera moderada de consumir, pues ha reconocido en múltiples ocasiones la elevada cantidad de sustancias que ha llegado a consumir a lo largo de su vida de excesos debido a su alto poder adquisitivo.

Keith Richards – Make No Mistake – from Talk Is Cheap

Logros individuales de Richards

Richards fue acreditado como productor y director del álbum Today’s Pop Symphony uno de los proyectos más exitosos.

 A partir de 1974 Keith junto con su compañero y amigo Mick Jagger han coproducido la mayoría de los discos de Rolling Stones, incluso de otros artistas. Esto hizo que a partir de la década de los 80 haya conseguido increíbles premios de producción y coproducción, sobre todo en proyectos con otros artistas. La cosa no termina allí sino que además, Richards hizo varias grabaciones tanto en solitario como con X-Pensive Winos en donde además de guitarrista es vocalista principal.

Entre sus canciones más famosas destacan: Hate It When You Leave de 1992, Wicked as It Seems de 1992, Take It So Hard de 1988, Make No Mistake de 1988, Crosseyed Heart de 2015, Love Overdue de 2015, Robbed Blind de 2015…

En 2011 la famosa revista Rolling Stone nombro a Richards como el creador principal del mejor cuerpo de riffs de la historia del rock y poniéndolo en 4 lugar en el top de los mejores guitarristas de la historia; no solo eso, sino que, además, incluyo a 4 de sus canciones en el top de las 500 mejores canciones de la historia.

El 17 de octubre de 2009, Richards recibió el Rock Immortal Award en el Scream 2009 y en 2011 recibió el premio a las bolas de hierro en los Guys Choice Awards.

Claramente el palmarés del guitarrista está lleno de premios y reconocimientos, evidentemente sin mencionar sus rotundos éxitos con la banda de Rolling Stones, en donde su figura y su presencia son indiscutibles.

Equipamiento de Richards Keith

Guitarra

Richards es famoso por usar una cantidad ingente de guitarras, pues desde el primer día que le regalaron una guitarra, su amor por este instrumento ha ido creciendo exponencialmente.

Dentro de  su colección  de guitarras tenemos la Harmony Meteor y ya que es la primera que ha usado durante sus primeros años como integrante de la banda Rolling Stones.

También destaca mucho la Gibson Les Paul Standard de 1959. Richards adquirió este instrumento en 1964 y la siguió usando hasta 1966 tras venderla a su compañero Mick Taylor. Cabe destacar que fue la primera Les Paul y que, además, fue robada en 1971 en un concierto debido a su elevado valor.

A parte de las dos ya mencionadas destacan la Epiphone Casino de 1961 y la Gibson Firebird VII de 1965.

Amplificadores y efectos

Vemos que Richards Keith es un gran fanático de los amplificadores y que a lo largo de su carrera ha ido probando varios tipos, aunque, eso sí, siempre ha preferido usar dos amplificadores de diferentes potencias para poder obtener el efecto de claridad y distorsión que tanto buscaba. Como amplificadores destacan, sobre todo, la Fender Twin y la Fender Champ.

A pesar del increíble éxito que consiguió gracias al uso del Gibson Maestro fuzzbox para lograr increíbles sonidos de riff, siempre ha sido partidario de combinar amplificadores y guitarras, pues cree que es suficiente tal combinación para crear magia musical.