Fleetwood Mac, historia y discografía

Fleetwood Mac

“Ese ha sido mi mantra toda mi carrera: no hagas peligrar mi espectáculo.”

–        Stevie Nicks acerca de cuidarse para sus conciertos.

Hay ciertas bandas que te llevan a ciertas épocas; agrupaciones que suelen encapsular todo lo que hizo una era o una década musical tan especial y todas esas idiosincrasias salen a la vista cuando pensamos en ese grupo. Y hay muy pocos que sean así como lo es Fleetwood Mac y lo que representaron en la década de los setenta.

Los setenta tal vez fueron la mejor década para la música rock porque surgieron muchas vertientes diferentes y quizás alcanzó su máximo nivel de popularidad, compaginado con una libertad musical que hoy en día parece un sueño. Es por eso que Fleetwood Mac es un grupo tan valorado de la época: la gran mayoría de su trabajo más memorable fue en esta década y fue aquí en que se convirtieron en una de las agrupaciones más en boga de su generación.

¿Pero cuál es la historia de Fleetwood Mac? A continuación te vamos a contar la historia de esta banda y en lo que se han convertido con el paso de los años.

Los inicios de Fleetwood Mac

“Estábamos haciendo lo nuestro y los Stones y los Beatles habían explotado de una manera que sociológicamente ha cambiado un montón de mierda. En la moda, en el arte, en todas partes.”

–        Stevie Nicks acerca del contexto histórico de los primeros años de Fleetwood Mac.

Tal como señala Stevie en la frase, Inglaterra, específicamente Londres, se había convertido en la meca de la revolución musical a finales de la década de los sesenta y este país sería el hervidero de la siguiente generación que dominaría los setenta; el éxito avasallador de grupos como los mencionados Stones y los Beatles pronto iba a estar compaginado con la impronta de grupos más jóvenes y con una propuesta más dura, como eran Led Zeppelin, Black Sabbath o Deep Purple, bastiones inexorables para comprender lo que sería el rock en la década posterior.

Entre lo que era y lo que sería, encontramos a Fleetwood Mac como una suerte de hibrido musical entre estas dos etapas. La banda se fundaría en 1967 como solía ser en muchos casos por esos tiempos: los diferentes miembros surgieron de diferentes bandas y se juntaron para hacer su propio proyecto.

La alineación se completaría en Londres, siendo constituida por los guitarristas Peter Green y Jeremy Spencer, el baterista Mick Fleetwood y el bajista John McVie, quien se uniría en el ’68 para completar la grabación de su debut homónimo.

Fleetwood Mac su primer álbum

Peter Green’s – Fleetwood Mac

Una de las distinciones de Fleetwood Mac en comparación con otros grupos de su generación es el hecho de que las oportunidades y el éxito llegaron relativamente temprano para ellos; tal vez solo Led Zeppelin se les asemejan en ese aspecto. La prueba de ello es que a meros de su formación ya estaban en un estudio grabando su debut y ya al año entrante dicho trabajo homónimo fue un éxito bastante considerable, a pesar de que no tuvieron ningún single que se volviera un hit en los charts británicos.

Con el nombre de la banda inspirada en su base rítmica, Fleetwod and McVie, el debut de la banda mostraba desde el principio esa fascinante mescolanza de rock y blues, que se estaba volviendo uno de los movimientos musicales más interesantes de la época. Aunado a eso, hay varias composiciones que tal vez no tengan la fama y repercusión de futuros temas de Fleetwood Mac, pero que no desentonan en calidad, como puede ser el caso de I Loved Another Woman, My Heart Beat Like A Hammer y Hellhound on my Trail.

Si habría un aspecto que definiría a Fleetwood a partir de su considerablemente exitoso debut por lo que quedaba de los sesenta y toda la década de los setenta sería la producción constante de álbumes, siempre tratando de hacer más y hacerlo mejor con cada una de sus publicaciones.

Mr. Wonderful

Fleetwood Mac – Mr. Wonderful

Justo después de la publicación de este trabajo, se presentaría un tercer guitarrista, Danny Kirwan, quien tocaría en la corta gira promocional que hicieron, y una tecladista y vocalista, Christine Perfect, quien al principio ejercería su rol como temporal para la grabación de su segundo álbum, Mr. Wonderful de ese mismo 1968, y que luego se volvería uno de los miembros más longevos de la banda y se casaría con McVie.

El rol de Christine es interesante por dos razones: no solo agregaría otra dimensión musical a Fleetwood Mac debido a su aporte en los teclados y en las vocales, sino que también sería una de las primeras precursoras femeninas en la música rock, lo que demuestra un poco el impacto que Fleetwood Mac tendría en el género.

Hay que decir que Mr. Wonderful fue un trabajo que no se alejaba mucho de la fórmula establecida por su debut, y que lo más destacado era la impronta de diferentes músicos de sesión, no solo Christine, como podía ser el caso del saxofonista Steve Gregory o Duster Bennett en la harmónica, lo que ayudó a darle un poco más de variedad a la banda.

A pesar de que no hubo mucha revolución musical en el segundo trabajo, sus resultados fueron bastante sólidos y permitieron un crecimiento exponencial en el aspecto comercial, lo que ayudó a la banda subir escalones poco a poco.

Éxito comercial, progresión y problemas

“Solo puedo decir que es un maldito milagro.”

–        Mick Fleetwood acerca de que la banda siga activa.

Then Play On 

Fleetwood Mac – Then Play On

La presencia de Danny Kirwan se volvería esencial para la siguiente etapa de Fleetwood Mac debido al hecho de que Jeremy Spencer estaba perdiendo interés en la banda y en el tercer álbum, Then Play On de 1969, no tiene muchos créditos en las composiciones. Con Kirwan hicieron el primer gran single de la banda, Albatross, que derivó en que ganaran mucha más atención por parte de la prensa más mediática del Reino Unido.

Como dato curioso, algunas de las canciones de Then Play On fueron grabadas en enero de 1969 en el legendario Chess Records Studio de Chicago, en donde habían grabado diferentes personalidades del blues como Willie Dixon u Otis Spann. El álbum también se vería caracterizado por un estilo de grabación más “en vivo” como en Mr. Wonderful, con todos los miembros de la banda tocando al mismo tiempo en el estudio y eso contribuyó a un estilo un poco más blues, en comparación con lo que había surgido antes en la banda.

Tal como se mencionó antes, el grueso de las canciones fueron hechas por Green y Kirwan, con Spencer más enfocado en hacer un álbum solista de rock and roll clásico en donde estaba apoyado por el resto de la banda.

En retrospectiva, éste álbum hizo bien para la banda en términos comerciales, pero no había tenido la mejor de las recepciones, lo que derivó en que la percepción general de la banda fuera la de un grupo que no era tan llamativo por los momentos.

Kiln House

Fleetwood Mac – Kiln House

Para 1970, los problemas más serios comenzarían. Green, quien era el frontman de la banda y una de las principales mentes creativas, estaba tanteando con diferentes drogas para esa época y durante la grabación de su single, The Green Manalishi (With the Two-Prong Crown), ya su salud mental estaba bastante deteriorada. Eventualmente le pidieron que dejara la banda a mediados de ese mismo año, antes de que terminaran de grabar su cuarto álbum, Kiln House de 1970.

Fue durante esta grabación de este álbum, junto con la salida de Green, que Spencer volvió a tomar un rol más protagónico en el seno de la banda y Kirwan ya era una fuerza creativa a considerar, con ambos cargando el peso de la gran mayoría de las composiciones del álbum y Christine Perfect, ahora llevando el apellido McVie, fue mucho más predominante en este trabajo en comparación con los anteriores, convirtiéndose en un miembro permanente de la banda justo después de su publicación.

Kiln House puede ser considerado como una suerte de álbum de transición para Fleetwood Mac, con un contraste marcado entre el estilo más moderno de Kirwan, el miembro más joven de la banda, y la afinidad por lo clásico de Spencer.

Como dato curioso, cuando la banda estaba de gira en 1971, Spencer les comentó que saldría un momento para comprar una revista y no sabrían de él por unos días hasta que descubrirían que se había unido a un grupo religioso llamado Children of God. Peter Green aceptó volver como un reemplazo temporal para completar los conciertos que faltaban en la gira, bajo el pedido de que solamente tocaran canciones en las que él no había sido parte para evitar posibles malestares con su frágil psiquis.

“Él era un trasfondo totalmente diferente. R&B, un poco de jazz. Él trajo su personalidad. Era un miembro de Fleetwood Mac antes de que siquiera tocara una nota con nosotros.”

–        Mick Fleetwood acerca del guitarrista Bob Welch.

Fleetwood Mac – Future Games

Esta última parte de la frase de Fleetwood es en realidad bastante cierta: Bob Welch se volvió el guitarrista oficial de la banda porque fue recomendado por un amigo suyo sin que tuviera que tocar ninguna toca ni ensayar con ellos, por lo que era una jugada muy riesgosa que, en retrospectiva, generó muchos réditos: Welch demostraría ser una pieza fundamental para el desarrollo de Fleetwood Mac y la primera evidencia de ello sería el siguiente álbum, Future Games de 1971.

El quinto álbum de la banda sería muy importante para el legado y gloria que conseguirían en el futuro porque marcó un giro significativo en el estilo musical: sin la influencia de Jeremy Spencer por el rock and roll más clásico, Fleetwood Mac dio un giro hacia un rock pop con connotaciones más marcadamente accesibles, compaginado con un toque más de jazz por parte de la impronta de Welch, resultando en cortes como Sands of Time, Morning Rain o Show Me A Smile.

Future Games tuvo una repercusión mayor en Estados Unidos que los álbumes previos de la banda y esto reforzó la noción en el seno del grupo que ésta era la dirección que había que tomar, por lo que aprovecharon el momento de éxito y seis meses después publicaron su sexto álbum, Bare Trees de 1972.

Fleetwood Mac – Bare Trees

Como dato curioso, el Bare Trees tiene la canción Sentimental Lady, escrita por Welch y que reescribiría cinco años después para su álbum solista, French Kiss, convirtiéndose en el mayor hit de ese proyecto en particular. El álbum hizo bien para la banda, aunque no rompió ningún techo que Future Games no haya roto, y algunas de estas canciones muestran el lado más introspectivo de la banda, como Child of Mine, hecha por Kirwan y que narra cómo su padre biológico no estuvo presente en su vida (su apellido, Kirwan, es el de su padrastro).

Después de la publicación de este trabajo comenzarían muchas problemáticas para la banda en diferentes aspectos personales. El primero y uno de los más contundentes era el alcoholismo galopante de Kirwan que resultó en que sus actuaciones en la gira de Bare Tree fueran bastante deficientes, incluso llegando a destruir una guitarra suya previo a subir al escenario una noche, negarse a tocar y luego criticar a la banda por ello. Al final de esa situación, Fleetwood lo despidió y decidieron comenzar la búsqueda por un guitarrista.

Fleetwood Mac Penguin

En un giro sorprendente, no solo reemplazaron a Kirwan con el guitarrista Bob Weston, sino que también agregaron a un vocalista, Dave Walker, quien solo participaría en el próximo álbum de la banda, Penguin de 1973, debido a que su estilo vocal y personalidad no terminaron de cuajar con el resto de Fleetwood Mac.

Una diferencia con los álbumes previos es que en lugar de grabar en alguno de los estudios londinenses que habían frecuentado hasta ese momento, Penguin fue grabado mediante el Rolling Stones Mobile Studio en Hampshire, para darle al álbum un toque menos histriónico y bombástico y más terrenal. Esto pareció ayudar ya que Penguin sería el álbum más comercialmente exitoso de la banda, y les daría a conocer aún más en Estados Unidos, lugar que se les estaba resistiendo desde hace un tiempo.

La historia de Fleetwood Mac hasta este punto de su trayectoria es un ejemplo de lo que era el negocio de la música por esos años: a pesar de que la banda había vendido relativamente bien, para la época de su séptimo álbum aún no estaban cerca del estrellato, pero todos esos años sirvieron para moldear su dirección musical hacia lo que eventualmente serían.

Música, problemas y estabilidad

“Creo que la gente invierte en Fleetwood Mac porque hay una cierta intriga. Ponemos nuestra ropa sucia ahí afuera para que todos la vean.”

–        Mick Fleetwood acerca de por qué cree que a la gente le gusta la banda.

Fleetwood Mac Mystery to Me

Fleetwood Mac – Mystery to Me

Acercándose a mediados de los setenta, Fleetwood Mac se encontraban en pleno proceso de transición, pero esto demostraría valer la pena a largo plazo para el desarrollo del grupo y la coherencia musical que luego se disfrutarían, cosa que se demostraría seriamente con el siguiente álbum, Mystery to Me de 1973.

Si bien es cierto que Mystery to Me no fue un éxito clamoroso ni avasalló con las críticas, es el trabajo en donde Welch y Christine McVie tomaron las riendas de la banda y finalmente desarrollaron de manera completa ese sonido de rock pop accesible que definiría a Fleetwood Mac, con Hypnotized volviéndose algo así como un hit menor en las radios estadounidenses.

En este álbum volvieron a repartirse las obligaciones en el micrófono ya que descubrieron que se sentían más cómodos con esa metodología que con Walker como vocalista, cuyas contribuciones en Mystery to Me no terminaron en la versión oficial del trabajo.

A pesar de tener otro álbum que resultados comerciales respetables, la gira fue muy problemática al descubrirse que Weston estaba teniendo una aventura con la esposa de Fleetwood. Una vez que Weston fue despedido, la gira fue terminada abruptamente y fueron a darle la noticia a su manager, Clifford Davis, quien estuvo tan molesto por la noticia que decidió enviar a otro grupo a realizar los conciertos pendientes bajo el nombre de Fleetwood Mac, alegando que el nombre le pertenecía.

Aunado a esto, John y Christine McVie estaban teniendo problemas maritales debido a que el primero estaba sufriendo de un caso de alcoholismo muy fuerte, lo que resultaba en muchos casos de estrés y frustraciones en el seno de la banda.

Fleetwood Mac Heroes Are Hard to Find

Fleetwood Mac –
Heroes Are Hard To Find

La banda tuvo que lidiar con una demanda a Davis por el nombre del grupo puesto que se lo había dado a otra banda para completar la gira, lo que resultó en que el tema se extendiera por un par de meses. Eventualmente, Welch logró convencer a la banda de quese mudaran a Estados Unidos y Warner Bros decidió acogerlos como su nuevo sello, resultando en que a partir de ese momento ellos mismos representarían a la banda para evitar futuras problemáticas como la demanda con la que estaban lidiando. Fue en este contexto tan convulsionado en el que produjeron su noveno álbum, Heroes Are Hard to Find de 1974.

De manera similar a Mystery to Me, se mantuvo la estética más accesible y melódica del álbum, además de que fue la primera ocasión en la que Fleetwood Mac grabó con un solo guitarrista. Es considerado por varios miembros de la banda como un álbum creado en tiempos muy complicados y que por eso tal vez no tuvo el impacto que buscaban.

Poco tiempo después de la publicación de Heroes Are Hard to Find, Welch decidió dejar la banda y se encontraron sin guitarristas, pero esto demostraría ser algo bastante fortuito y beneficioso para la banda a largo plazo; fue a través de esta búsqueda que se formaría la encarnación clásica de Fleetwood Mac y comenzaría la etapa más exitosa de la banda.

Nicks y Buckingham: el comienzo de la gloria

“Hay una foto de nosotros cinco en los viejos tiempos tomada por (el fotógrafo) Neil Preston, y siempre la veo y no estamos riendo, y no teníamos idea de lo que iba a pasar. Nadie pudo haber imaginado el éxito y las complicaciones y el tormento.”

–        Christine McVie acerca de la alineación clásica.

Fleetwood Mac Rumours (1977)

Después de cuatro semanas sin un guitarrista, Fleetwood Mac había dado con el reemplazo idóneo para Welch: Lindsey Buckingham, quien se había dado a conocer con el álbum Buckingham Nicks de 1973. Buckingham aceptó unirse a la banda con la condición de que su novia y vocalista, Stevie Nicks, se volviera parte del grupo, pedido que aceptaron y que formó la alineación clásica de Fleetwood Mac y su primer gran éxito comercial, llamado de manera homónima y que muchos fans llaman The White Album.

Este trabajo homónimo fue un éxito colosal, con la impronta de Buckingham y Nicks finalmente consolidando el sonido que estaban buscando y que en total logró vender más de siete millones de copias, convirtiéndose sin ningún tipo de problemas en el trabajo más famoso y reconocido mundialmente de Fleetwood Mac hasta ese punto en sus carreras. Canciones como Warm Ways, Rhiannon, Over My Head o Monday Morning fueron unos hits colosales para la banda y representaron el momento en que Fleetwood Mac se convirtió en uno de los grupos más en boga de la época.

Fleetwood Mac  Rumours

Como se estaba volviendo costumbre en el seno de la banda, las cosas no estaban fluyendo de la mejor manera: John y Christine McVie se estaban divorciando, al igual que Fleetwood, mientras que Nicks y Buckingham también estaban terminando su relación,  lo que trajo mucha tensión en el proceso creativo. Aunado a eso, la banda en general cayó en muchos exceso por el éxito tan notable de su último álbum y eso se combinó a la presión de crear un trabajo que continuara con esa senda de triunfo que tanto les había tardado conseguir con el paso de los años.

Fleetwood Mac – Rumours

Todos estos sucesos, todas estas complicaciones y todas estas dificultades se mezclaron para darle al resultado final una cierta pasión e impacto que lo diferenciaría de todo lo que vino antes y vendría después en la trayectoria de Fleetwood Mac; Rumours de 1977 se convertiría en el álbum mejor recibido de la banda y en un éxito comercial absoluto, mostrándolos al máximo de su capacidad y con ese sonido rock pop perfectamente asentado.

Este trabajo ganaría en el ’78 un Grammy por Álbum del Año y produciría una serie de hits notables para la banda, como pueden llegar a ser Dreams, Never Going Back Again, You Make Loving Fun o I Don’t Want To Know. Es el álbum más conocido y apreciado de la banda, muchas veces entrando en diferentes listas de los mejores trabajos musicales de todos los tiempos y se convirtió en la referencia absoluta de lo que es Fleetwood Mac como agrupación. Y con el paso de los años ha vendido más de veinte millones de copias, convirtiéndose en el trabajo más comercialmente exitoso de la banda.

Fleetwood Mac – Tusk Reissue

Una vez que la gira del álbum había terminado y habían decidido regresar para la producción de su siguiente esfuerzo musical a finales de los setenta, todos acordaron apostar por un sonido más experimental que les permitiría a todos estar más a gusto y poder evitar todos los problemas internos que marcaron la producción de Rumours. Así nación Tusk en 1979, que se volvió el álbum más costoso de hacer para la época (más de un millón de dólares) y en donde se mostró la impronta más experimental de la banda, especialmente en las canciones escritas por Lindsey Buckingham.

El álbum fue considerado un fracaso comercial debido al hecho de que Rumours había vendido diez millones de copias por esos años, mientras que Tusk vendió cuatro millones, por lo que eso fue un golpe duro para los miembros de la banda, quienes estaban muy a gusto con lo que había sido el resultado final del proyecto en cuestión.

Luego llegarían los ochenta y con ello un giro bastante significativo en la manera en la que operaba el negocio de la música, por lo cual muchos miembros de Fleetwood aprovecharon el breve descanso que se tomaron en 1981 para hacer álbumes solistas, cada uno por su cuenta.

Los ochenta y el principio del fin

“Fleetwood Mac fue nuestro destino.”

–        Stevie Nicks.

Fleetwood Mac – Mirage

El álbum Mirage de 1982 se mostró como una progresión natural de la banda debido a las nuevas tendencias musicales que se estaban fraguando en esta década y el hecho de que varios miembros volvieron al estudio con diferentes percepciones e influencias tras haber gozado de libertad artística absoluta en sus propios proyectos.

Este trabajo representaba un retorno al estilo de pop rock que habían encumbrado a Fleetwood Mac y produjo diversos hits para la banda como Hold Me, Gypsy o Can’t Go Back, convirtiéndose rápidamente en otro éxito para una agrupación que, tras tantos años, había encontrado su nicho en el mercado. Este éxito fue complementado con una gira un poco más sencilla, sin tantos conciertos y sin recorrer Estados Unidos con tanta algarabía, como hacían muchas otras bandas por esos años.

Los próximos cuatro años fueron de descanso, con la banda tomándose un tiempo para que varios de ellos, como Nicks, Buckingham o McVie pudieran progresar con sus carreras solistas. Al mismo tiempo, varios de ellos estaban lidiando con problemas económicos por sus excesos, otros estaban tratando de rehabilitarse por sus problemas de adicciones y muchas otras situaciones que ya se habían vuelto costumbre con los miembros de Fleetwood Mac.

Fleetwood Mac – Tango In The Night

Eventualmente, y contrario a la prensa que decía que se habían separado, la alineación clásica de la banda realizó lo que sería su último álbum juntos, Tango in the Night de 1987. Fue uno de los trabajos que más vendió de Fleetwood Mac y el más exitoso desde Rumours, comenzando como un mero proyecto solista de Buckingham para ganar la estructura final que presume, con diversos hits como Big Love, Family Man, Everywhere, Seven Wonders y Little Lies convirtiéndose en algunas de las canciones más famosas de toda la agrupación británica.

Habiendo dicho eso, y como ya se ha vuelto costumbre con la banda, los problemas volvieron a surgir. Buckingham había pedido una reunión con el resto del grupo para discutir acerca de que se sentía creativamente exhausto y esto derivó en algunas disputas verbales con Fleetwood, resultando en que el primero dejara la banda poco antes de que comenzara la gira de Tango in the Night. Fue reemplazado con Billy Burnette y Rick Vito, ambos guitarristas y cantantes, con el primero habiendo colaborado con Mick Fleetwood en uno de sus proyectos paralelos.

La gira tuvo resultados positivos y quisieron capitalizar el éxito cosechado con su siguiente álbum de estudio, Behind the Mask de 1990.

Éste se ha convertido en uno de los trabajos más controversiales en la extensa discografía de Fleetwood Mac y hay una opinión compartida por muchos círculos de aficionados de la banda con respecto a que la pérdida de un talento musical como Buckingham fue un golpe muy duro y privó a los británicos de esa química que los había caracterizado en la última década. Behind the Mask tampoco funcionó muy bien en el aspecto comercial, aunque generó el hit menor Save Me.

Muchos cambios y tiempo afuera

“¿Qué demonios haríamos John (McVie) y yo si no hubiera una banda?”

–        Mick Fleetwood.

Como le sucedió a muchas bandas clásicas en esta época, los noventa no fueron una década sencilla para Fleetwood Mac. Durante la gira de Behind the Mask en 1991, las dos mujeres de la banda, McVie y Nicks, habían decidido que seguirían grabando con la banda, pero que no saldrían a hacer conciertos. Esta decisión pareció haber cambiado al año entrante puesto que Vito y Nicks declararon que estaban dejando Fleetwood Mac completamente.

Los próximos años fueron definidos por actuaciones esporádicas, uno que otro concierto con la alineación clásica, publicaciones de algunos compilatorios de las mejores canciones del grupo y pasos dubitativos para lo que sería su próximo álbum de estudio. No sería hasta 1995 que publicarían Time, su dieciseisavo trabajo de estudio y uno que mostraba una alineación única en el catálogo de la banda, con el guitarrista Dave Mason y la vocalista Bekka Bramlett. El álbum no fue un gran éxito y demostraba una etapa en la que Fleetwood Mac todavía estaba lidiando con muchas problemáticas que los plagaron durante los noventa, incluso más que en cualquier otra etapa de los británicos.

Fleetwood Mac – The Dance

No sería hasta 1997 que volveríamos a ver a Fleetwood Mac con un cierto grado de estabilidad, con la alineación clásica de Rumours reuniéndose para hacer un tema para el soundtrack de la película Twister, lo que derivó en un par de actuaciones en vivo. Aprovecharían esta ocasión para publicar un trabajo en vivo, The Dance, que fue el mayor éxito comercial de la banda desde mediados de los ochenta y que los volvió a posicionar en el mercado como uno de los grupos más en boga de la época. Esta época fue cerrada con la inducción de Fleetwood Mac en el Rock and Roll Hall of Fame en 1998.

Fleetwood Mac – Say You Will

Christine McVie anunciaría su retiro del mundo de la música, buscando un estilo de vida más tranquilo, pero volvería como invitada para el último álbum de la banda, Say You Will de 2003, grabado con el resto de la alineación clásica. El trabajo vendió muy bien, y fue complementado con una monumental gira mundial por diversas arenas, cerrando de cierta manera el ciclo de Fleetwood Mac como una banda consistentemente activa y dando el puntapié inicial a una era que se definiría como una era de conciertos y reuniones esporádicas.

Siendo ellos una banda caracterizada por los diferentes tipos de dramas, complicaciones y diatribas internas, los próximos años se verían determinados por diversas actuaciones con varios músicos que han hecho vida en la banda y diferentes problemáticas que han evitado que se reúnan para hacer música otra vez. De cualquiera manera, muchos de ellos han seguido con carreras solistas y cada cierto tiempo vuelven al ruedo para tocar los clásicos que han definido a Fleetwood Mac con el paso de los años.

Una banda que se tomó su tiempo para alcanzar la gloria, pero una vez que llegaron a la cima, nunca la dejaron ir.